Cine en la Habana

En la Habana, antes de la llegada del concesionario de los Lumiere, se habían estado realizando presentaciones que iban desde lo más primitivo hasta lo más avanzado del naciente arte cinematográfico; un espectáculo casi idéntico al francés, nombrado Quinetoscopio, inventado por Edison. Las puestas se llevaban a cabo en improvisados barracones que proliferaban por los alrededores del parque central y el antiguo teatro Tacón, hoy Gran Teatro de la Habana.

En enero de1897 el francés Gabriel Veyre introdujo el cinematógrafo Lumiére en Cuba.  llegó a La Habana el 15 de enero de 1897, alquiló un local, adquirió unas cuantas docenas de sillas, realizó las obras pertinentes para lograr cierta velada oscuridad en la sala, y el día 23 dio una muestra de su espectáculo a las autoridades y a la prensa.

Leer Más...